• Luis Negrete

Plan de Reactivación Post-Covid19.




La reciente paralización de la economía, a causa del COVID-19, está obligando a las empresas a afrontar riesgos diversos e inesperados:


- riesgos estratégicos y de negocio

- riesgos normativos

- riesgos operacionales

- otros riesgos aún por descubrir


Un factor agravado de esta crisis, respecto a las anteriores, es que estos riesgos se han presentado de manera simultánea, además de repentina. Lo cual fuerza a gestionarlos accionando varias “palancas” a la vez, así como moverse en diferentes profundidades y plazos.


Por otro lado, es muy probable que este terremoto sanitario y económico se prolongue con sucesivas “réplicas” durante los próximos meses, o incluso años (rebrotes de contagios) Lo cual incrementa la incertidumbre, obligando a reforzar y extender en el tiempo las medidas de prevención.



Debido al carácter inédito de estos riesgos, ni siquiera las grandes empresas contaban con planes de contingencia que les sirvieran de guía en la gestión de esta crisis (la mayoría de ellas están improvisándolos en mitad de la pandemia) En el caso de las Pymes, esta carencia se agrava por la dificultad de acceder a un asesoramiento específico: en general, no cuentan internamente con el personal necesario, mientras que las asesorías tradicionales están más volcadas en la ejecución que en la estrategia y la prevención.


Por último, las empresas son conscientes de que las decisiones empresariales no pueden basarse en las soluciones que eran válidas antes de la pandemia. Por el contrario, la toma de decisiones debe ser guiada por un entendimiento de lo que sabemos hoy, combinado con una anticipación sobre cómo el mañana nos fuerza a cambiar nuestro presente.


¿Cómo pueden las empresas afrontar esta situación de incertidumbre?


1. RETOS PLANTEADOS POR LA CRISIS DEL COVID-19.


Los retos a afrontar por las empresas pueden clasificarse, según su impacto temporal, en dos diferentes escalas:


1.1. Riesgos a corto plazo:

La paralización de la economía está forzando a las empresas a afrontar múltiples dificultades operativas. Entre otras:

  • retraso o interrupción del suministro de materias primas

  • cambios en la demanda de los clientes

  • incremento de los costes

  • tensiones de tesorería, y necesidades de financiación

  • reducciones logísticas que provocan retrasos en entregas

  • protección de la salud y la seguridad de los empleados

  • insuficiencia de mano de obra

  • dificultades con el comercio de importación y exportación

Estos riesgos necesitarán ser gestionados mediante un Plan de Emergencia (a implementar y ejecutar con nuestra ayuda) que incluya las siguientes medidas:
  • Análisis de daños: identificar los recursos y áreas de actividad afectadas, así como la gravedad de la afectación.

  • Equipos y preparación: crear equipos encargados de gestionar los riesgos y diseñar el Plan de Emergencia

  • Liderazgo: establecer y reforzar el liderazgo de la Alta Dirección

  • Comunicación: Establecer un canal de comunicación que distribuya información positiva para empleados, clientes y proveedores.

  • Acción: ejecución del Plan de Emergencia, actuando sobre cada uno de los riesgos identificados

  • Cambio: ejecutar los cambios y mejoras necesarios en los procesos (incluyendo las medidas de digitalización y el teletrabajo)

1.2. Riesgos a medio y largo plazo:

Además de sortear estas dificultades operativas, las empresas deberán afrontar una completa reevaluación de sus riesgos estratégicos y normativos, con el objetivo de anticiparse a las nuevas amenazas generadas por los efectos de la pandemia:

  • Riesgos estratégicos: modelo de negocio, canales, marketing, Recursos Humanos, clientes, tecnología…

  • Riesgos normativos: cumplimiento de la nueva y numerosa normativa societaria, sanitaria, laboral, fiscal, etc.

Estos riesgos tendrán como referencia un Plan de Resiliencia y Continuidad del Negocio (a impulsar con nuestro asesoramiento)

La resiliencia persigue dos objetivos principales: defensivo (evitar que sucedan cosas malas) y progresivo (hacer que sucedan cosas buenas), lo cual requiere combinar dos enfoques:

  • Protección de valor: aspectos que potencien la consistencia frente a las amenazas.

  • Creación de valor: aspectos que se basan en mejorar la flexibilidad y la eficiencia, para aprovechar las oportunidades.

Consecuentemente, las medidas para mejorar la Resiliencia y asegurar la Continuidad del Negocio se integrarán en un Plan detallado, basado en estas tres áreas de actuación:


1º. Revisión de la Estrategia de negocio: propuesta de valor, productos y servicios, modelo y canales de distribución, gestión comercial, gestión de la liquidez y financiación...


2º. Reevaluación de riesgos: identificar, analizar y graduar los nuevos riesgos que afectan al negocio. Adopción de las medidas adecuadas para reducirlos.


3º. Prevención del impacto normativo y contractual: mejoras en la gobernanza, en la prevención y gestión de los riesgos operativos. Análisis de las obligaciones contractuales y extra-contractuales. Prevención de las responsabilidades civiles, administrativas y penales de los incumplimientos.


Solo tras confirmar la resistencia de cada uno de estos “mástiles de negocio”, podremos desplegar las velas con total confianza, y volver a competir en la dura regata empresarial.



2. DESPLIEGUE DEL PLAN DE REACTIVACIÓN.


Como hemos visto más arriba, nuestro proceso de asesoramiento para la reactivación del negocio consta de dos fases sucesivas:


1º. Plan de Emergencia (≈ 15 días)


2º. Plan de Resiliencia y Continuidad (≈ 30 días)


Ambas fases serán desarrolladas con nuestro constante y cercano asesoramiento, constando de las siguientes actividades (entre otras):

  • 1º. Entrevistas con la Dirección y con los responsables de cada Departamento.

  • 2º. Presentaciones y reuniones con los Directivos del Grupo.

  • 3º. Entrega y cumplimentación de cuestionarios enfocados al conocimiento de la empresa, y/o a detectar las actividades de riesgo.

  • 4º. Consulta y análisis de la documentación societaria, contractual y económica de la empresa, así como de su página web.

  • 5º. Consulta y análisis de la normativa interna, referente a la Gestión de la Calidad y/o de otros riesgos que le afectan.

  • 6º. Elaboración de informes y documentos de conclusiones y recomendaciones.

  • 7º. Sesiones de formación para empleados y directivos.

2.1. Metodología para el análisis de riesgos.


Nuestra metodología para el análisis de riesgos se basará en los sistemas homologados internacionalmente (COSO II, ISO 31000, ISO 22301 y UNE 19601)


Estas normas internacionales recogen una serie de buenas prácticas que proporcionarán la eficiente gestión de los riesgos a todos los niveles, especialmente a nivel operativo, de gobierno y de confianza de las partes interesadas. En algunos casos, la empresa ya habrá realizado análisis de riesgos basados en esas normas, y bastará con actualizarlos para adaptarlos al nuevo contexto.


Se recomendará la automatización en la gestión de riesgos, mediante su integración en el ERP de la organización, o en su defecto, mediante el uso de una herramienta específica de software (a determinar entre las soluciones existentes en el mercado)


2.2. Beneficios del Plan de Reactivación.


Los beneficios de implantar un Plan de Reactivación son múltiples:

  • Tomar conciencia de los riesgos y de las oportunidades, ante el nuevo contexto post-covid19.

  • Desatascar los procesos, motivando y alineando a todo el personal con el objetivo de reactivación.

  • Mejorar la eficiencia de los recursos y el desempeño de cada puesto de trabajo.

  • Aumentar la confianza propia y de terceros en la continuidad de las operaciones, evitando la interrupción.

  • Proteger la reputación empresarial ante los clientes y ante otras empresas.

  • Aumentar la seguridad jurídica y reducir los riesgos de sanciones por incumplimiento.

  • Reducir los costes de interrupción, y el riesgo de reclamaciones.

  • Apoyar a los objetivos estratégicos y reforzar la resiliencia.

  • Realizar la revisión, evaluación y seguimiento de las medidas adoptadas, de acuerdo con mediciones objetivas.

Contacte cuanto antes con nosotros, para una primera entrevista.


Realizaremos un primer diagnóstico, y nos pondremos en marcha de inmediato, para ayudarle en la reactivación de su negocio.






10 vistas

© PREINVER GESTIÓN (2017)